Sistema de Ahorro y Capitalización de Pensiones de los Servidores Públicos

Nota de Pensiones N°21. Tendencias Demográficas hacen Inviables a los Sistemas de Reparto según la FIAP.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinyoutubeinstagram

Las sociedades europeas son un ejemplo de los procesos de envejecimiento. En ellas se observa que la población por encima de 65 años es cada vez más numerosa (casi un 20% de la población total). En la Unión Europea, la esperanza de vida al nacer y la que se tiene a los 65 años aumentará sin cesar y cada vez se vivirá más años sin discapacidad (con capacidad para trabajar). Además, muchos de los que vivirán como media 100 años ya nacieron.

El envejecimiento de la población se debe al aumento de la longevidad, la caída de la natalidad, debido a índices de fecundidad por debajo del nivel del reemplazo (menos de 2,1 hijos por mujer), el número cada vez más bajo de mujeres en edad de procrear y la maternidad tardía (sobre los 30 años).

En el caso de América Latina, 8 países ya están por debajo del nivel de reemplazo de las generaciones de 2,1 hijos por mujer; nunca la fecundidad fue tan baja y las proyecciones indican que seguirá reduciéndose hasta 1,77 hijos por mujer hacia 2050. Además, hacia el año 2050 la esperanza de vida al nacer promedio de hombres y mujeres será de 81 años, intensificándose el envejecimiento (la población de 65 y más, será del 19%, igual a la que hoy tiene la Unión Europea). La evolución demográfica latinoamericana será similar a la de Europa, pero más rápida.

La combinación de baja natalidad y fecundidad con elevado envejecimiento, se traduce en un número de jóvenes cada vez más reducido y un volumen de personas mayores cada vez más numeroso, y ello implica un fuerte desequilibrio entre población activa y dependiente. Bajo un sistema de pensiones basado en el reparto, donde los cotizantes pagan las pensiones de quienes se están jubilando, este desequilibrio continuará acentuándose y no permitirá la sostenibilidad del sistema.

Luego, la realidad demográfica hace imposible pensar en volver al sistema de reparto, y más aún, hace necesaria la introducción del componente de capitalización individual.

Fuente: https://www.fiapinternacional.org/publicaciones/notas-de-pensiones/

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *